23 septiembre 2007

TRAS LA BIBLIA (7): EL DILUVIO UNIVERSAL (GÉNESIS 7).


La historia del capítulo 7 del Génesis es bien conocida: Noé ingresa al arca con su familia, y con dos animales de cada especie, después de lo cual sobreviene el Diluvio Universal. Sin embargo, su redacción es complicada. Esto se debe a que sobre el relato original del Yavista, se superpusieron varios pedazos obra del Sacerdote. En general, el esquema versículo por versículo es el siguiente:

1-4. YAVISTA: Yahveh anuncia el Diluvio Universal a Noé e imparte instrucciones. El Sacerdote duplicó a conciencia este pedazo, en Génesis 6:14-22, alargando las instrucciones de manera absurdamente reglamentarista, pero sin añadir nada realmente de interés.

5-6. SACERDOTE: Noé obedece. Y tiene 600 años. Recordemos que el Sacerdote es aficionado a las edades hiperbólicas, como los 969 años de Matusalén.

7-10. YAVISTA: Lo mismo: Noé obedeciendo (los versículos anteriores son, por tanto, una duplicación inútil del Sacerdote).

11-16. SACERDOTE: No contento con afirmar que Noé obedeció, el Sacerdote vuelve a reiterar lo mismo. Resulta curioso observar retazos de la cosmología hebrea aquí: fluyen los manantiales del fondo del océano, y también se abren "las compuertas del cielo". Recordemos que en la cosmología hebrea, el cielo es azul porque encima de la bóveda celeste hay un océano.

17. YAVISTA. El Diluvio Universal cae cuarenta días. Esto ya lo había expresado el Sacerdote en Génesis 7:12, pero como el Sacerdote es posterior al Yavista, resulta que éste es el versículo original.

18-21. SACERDOTE. Otra reiteración inútil. El Sacerdote condimenta un poco el relato del Yavista sobre la subida de las aguas.

22-23. YAVISTA. La sección gore de la historia: todo ser vivo fuera del arca perece.

Como puede apreciarse, hay un texto mítico base, escrito por el Yavista, que sigue más o menos el patrón de la Epopeya de Gilgamesh. Sobre este texto, el Sacerdote hizo una serie de interpolaciones, destinadas a reafirmar a Yahveh como un dios legalista y obsesionado con reglamentarlo todo, y además desarrollando algunos aspectos del texto para hacerlo un poco más narrativo si cabe, aunque con resultados dudosos.

1 comentario:

vidalchu dijo...

Amigos: el diluvio, como el resto de presuntas leyendas que nos cuentan las Escrituras, pierden esa condición cuando aparecen las pruebas que los avalan.
Gracias a un curioso librito que aportó las pistas, he conseguido localizar los escenarios donde se desarrolló la historia, que tenéis a disposición, junto con una serie de pruebas que están dando que hablar, en www.lascosasdechurruca.com, que no deja indiferente a nadie.
Espero os sirva de algo.
Un saludo. vidal.