02 septiembre 2007

TRAS LA BIBLIA (3): LA CAÍDA (GÉNESIS 3).


Todo el mundo cree que conoce bien la trama de este pasaje. Lo increíble es que la gente hace una serie de asunciones que no se corresponden en absoluto con el detalle de lo que aquí refiere la Biblia. Veamos.

La Serpiente se dirige a Eva y, tras una breve conversación, la convence de morder el fruto prohibido. Eva cae en la trampa ("sereis como dioses"), y no sólo hace caso, sino que además, convence a Adán de hacer lo propio. En respuesta se les abren los ojos, descubren su propia desnudez, se esconden, y por eso Dios descubre lo que ha pasado. En su rabieta, decide expulsar a Adán y Eva del Paraíso Terrenal.

Como decíamos, es increíble la cantidad de asunciones que la gente hace sobre la historia. En primer lugar están los detalles anecdóticos. Siempre se simboliza el fruto prohibido como una gran y rozagante manzana. Sin embargo, de leer atentamente el texto bíblico se desprende no sólo que no se menciona ninguna manzana por parte alguna, sino que además, dicho fruto prohibido quedó vedado para siempre al ser humano, en el Paraíso Terrenal, y por ende no puede ser ningún fruto que conozcamos.

En segundo lugar, ¿quién es el Tentador? La respuesta de la Iglesia Católica es clara: Satanás. Y sin embargo, si se lee atentamente este pasaje, se descubre que no es así. La Serpiente es simplemente la Serpiente. ¿En dónde se menciona que la Serpiente es Satanás disfrazado? Sospechosamente hay un solo autor bíblico que relaciona a ambos personajes, y éste no es el Yavista, quien redactó la versión original de esta historia. Este autor bíblico es Juan el Anciano, escritor del Evangelio de Juan y del Apocalipsis, quien identifica explícitamente a la Bestia (la del número 666, para entendernos) con Satanás y... la serpiente antigua (véase Apocalipsis 20:2). El punto es que Juan el Anciano escribió su texto casi un milenio después del Yavista, en un contexto cultural completamente diferente... por lo que la identidad de la Serpiente con Satanás no puede achacársele al Yavista, en ninguno de cuyos textos, por otra parte, aparece Satanás como personaje (el Yavista escribió en el siglo VIII a.C., y Satanás ingresó a la mitología hebrea por influencia de Babilonia durante el Cautiverio, en el siglo VI a.C.). Por ende, afirmar que la Serpiente es Satanás no es más que una dolosa manipulación intelectual cristiana.

La Serpiente, desde antiguo, debido a su forma, y a su capacidad de mudar la piel, es símbolo de regeneración y resurrección. De ahí que se la asociara desde antiguo a la Gran Diosa Madre. Quizás su infiltración en la Biblia es una caricatura machista: una manera de decir que el símbolo de la Diosa Madre (identificada en Canaán con Aserah, en Fenicia con Astarté y en Babilonia con Ishtar) es la que perdió a la Humanidad protegida por Yahveh, el dios masculino y patriarcal. No debe olvidarse que el Yavista escribió en tiempos de la consolidación de la tradición profética, y una de sus consecuencias fue el surgimiento de la rampante misoginia que caracteriza a la mayor parte de los textos bíblicos.

Por otra parte, el esquema bíblico no es en absoluto exclusivo. En numerosas otras tradiciones míticas se presenta la tríada Creador - Criatura - Embaucador. El Embaucador no necesariamente es un dios, pero es alguien que por celos o envidias, provoca la perdición del hombre. En algunas tradiciones míticas norteamericanas, por ejemplo, este papel corresponde al Coyote. En los mitos griegos, la embaucadora es Pandora, que esparce los males sobre la Humanidad, como contraste a Prometeo el benefactor. Entre los germanos, el papel de embaucador le cabe a Loki, el dios del fuego, quien mediante engaños consigue la muerte de Balder, el dios de la luz. Como se desprende, el embaucador puede ser un dios (Loki), una criatura sobrenatural, pero no un dios (Pandora), o una simple bestia parlante (el Coyote o la Serpiente). Lo importante es su rol: el embaucador impide la inmortalidad del ser humano, y por tanto garantiza la entrada del mal en el mundo.

Otro detalle curioso es que no había uno sino DOS árboles prohibidos. Uno de ellos es el Arbol del Conocimiento del Bien y el Mal; de éste comieron Adán y Eva. El otro es el Arbol de la Vida. Yahveh reflexiona explícitamente, al expulsarlos, que por suerte no comieron del segundo, o habrían llegado a ser inmortales (Génesis 3:22).

Finalmente, mencionemos que en un bello pasaje de su libro "El miedo a la libertad", el psicólogo Erich Fromm toma el mito de la caída de Adán y Eva como metáfora del instante de la infancia en que el ser humano deja de ser uno con el mundo, y pasa a tomar conciencia de sí mismo.

3 comentarios:

María Wojtila dijo...

«...no se menciona ninguna manzana por parte alguna, sino que además, dicho fruto prohibido quedó vedado para siempre al ser humano, en el Paraíso Terrenal, y por ende no puede ser ningún fruto que conozcamos.»

Se trata de un lenguaje simbólico, de comunicación oral tribal. El fruto sí es conocido por el ser humano actual y por todos sus antecesores: realizar actos contra la fe. Luego, comer del fruto no quedó vedado, sería como suprimir la libertad humana. Lo que quedó vedado fue comer el fruto del Arbol de la Vida, que da la Inmortalidad, i.e. verlo creyendo con la fe lo que se ve con los ojos. Le quedó vedado y, en su lugar, fue necesario hablar con Él mediante otro recurso: «Oración personal y comunitaria y Revelación a través de los acontecimientos personales e históricos», no a través de espiritismos, supersticiones, adivinaciones, etc.

Pero hay más en María Wojtila.

Gilmer dijo...

Buen punto, eso ya lo estaba averiguando por cuenta propia, pero debo decir k hay algo en k no estoy de acuerdo.

Solo hubo un fruto prohido, en una parte del genesis
se afirma que Adan podia disponer de toda la creacion excepto del Arbol Prohibido, esto nos hace suponer que si comia del arbol de la vida por eso se dice que era inmortal o k vivia mucho tiempo, ahora despues a "Abrio sus ojos" (Ya era como ellos pues conocia el conociemiento del bien y mal ),no se le permitio comerlo de nuevo(Fruto del Arbol de la Vida) por motivos que aun estan en controversia, puede k quizas como castigo a su desobediencia
O como dice genesis cap3 ver 22 simplemte tuvo "CUIDADO" O "Precaucion" d k no lo coma pues al hacerlo un ser con un cuerpo a imagen y semejanza De el + Conocimiento del bien y mal + Inmortalidad = Peligro potencial o como el lo explica seria "Uno de ellos" (Sin contar k ia lo era excepto por NO ser inmortal)

y quienes son ellos exactamente?

y Si Adam lo comia que seria?

Un Nuevo Dios??

Gilmer dijo...

Por cierto buen aporte eso d la relacion entre serpiente y satanas

No sabia pork tanta relacion entre ellos ahora se k originalemnte no la habia y k posterioemente la hubo seria casulidad o premeditado??

No lo se..