13 mayo 2007

MARX Y EL COMUNISMO: LA RELIGIÓN PARA ACABAR CON TODAS LAS RELIGIONES.

Debido a su proyección posterior, Karl Marx es sin duda uno de los más importantes filósofos de Occidente. En él se inspiró Lenin y los bolcheviques para tratar de crear una nueva sociedad. Los comunistas se declaraban oficialmente ateos, porque según ellos, la religión era un instrumento de la clase dominante para oprimir al proletariado. Y sin embargo, el comunismo bebe de las arcanas corrientes de la religión judeocristiana. El Ojo de la Eternidad viaja al corazón de la antigua Unión Soviética para descifrar las claves religiosas del comunismo.


[IMAGEN SUPERIOR: Afiche con la figura de Vladimir Lenin, fundador de la Unión Soviética. Aunque la antigua URSS era oficialmente atea, el comunismo fue enormemente proclive al "culto de la personalidad"].

EL SUSTRATO DE MARX.
Aunque el comunismo se transformó en un proyecto político viable durante la Revolución Rusa, en 1917, los antecedentes más remotos deben ser rastreados hasta Karl Marx, un economista y filósofo alemán de ascendencia judía, que vivió en el siglo XIX. Marx tuvo una activa participación en política, pero a raíz de la Revolución de 1848, que prendió en toda Europa y fue una maraña de reivindicaciones nacionalistas y sociales, y que finalmente fracasó, debió exiliarse en Londres. Allí escribió su obra clave, "El capital". Aunque es una obra filosófica y económica mediocre, en definitiva "El capital" le dio sustento a algunas ideas socialistas un tanto desperdigadas, dándoles al mismo tiempo un sólido fundamento religioso, revestido con las apariencias de una investigación científica. Es decir, tenía todo lo necesario para convencer a una sociedad como la del siglo XIX, anhelante de religión debido al enorme descrédito en que había caído la Iglesia Católica, pero demasiado racional como no confiar en otra cosa que no fuera la ciencia.
En apretada síntesis, Marx expone una teoría de la historia que se basa en la noción de superestructura económica. En la época estaba de boga el idealismo de Hegel, según el cual la historia evoluciona hacia el final de los tiempos, al encuentro del Absoluto, por medio de un proceso dialéctico en que una fase histórica derriba a la anterior y evoluciona "un peldaño hacia adelante". Marx tomó estos conceptos hegelianos, pero abandonó su idealismo, y decidió centrarse en la Economía, con la esperanza de encontrar base para sus postulados en el discurso científico. Dio así con la mentada superestructura económica. Según Marx, no son las ideas las que evolucionan, sino las superestructuras económicas. O mejor dicho, las ideas avanzan porque lo hace la economía. Por eso, al Marxismo se lo llama "materialismo dialéctico": materialismo como opuesto a "idealismo" (las ideas filosóficas son anteriores a la materia) y dialéctico porque rescata la vieja dialéctica hegeliana.
La superestructura económica es, en definitiva, la manera en que se organizan los medios de producción. Sucede que los propietarios de los medios de producción siempre intentan abusar de los trabajadores, y de ahí las sucesivas sociedades esclavistas, feudal e industrial moderna. Cada fase económica genera sus propias contradicciones que prepararán su derribo, para la llegada de la fase siguiente. He aquí entonces el elemento dialéctico. Quedan entonces dos opciones: sostener que eso seguirá así hasta el infinito, o bien que parará en alguna parte. Y aquí, Marx da el gran salto.

LA ÉTICA MARXISTA.
Marx sigue una jugada filosóficamente tramposa para solucionar este embrollo. Sostiene que la ganancia generada por el capital ("plusvalía" o mayor valor de los bienes usados para producir) le pertenece a los trabajadores, porque es el fruto de su trabajo, pero al quedársela la empresa, ésta le roba a los trabajadores. Suena lógico, de no ser porque esconde una falacia, una de las más viejas de todas: la falacia naturalista. Simplemente, Marx ha dado el gran salto desde lo que es hasta lo que debe ser. Una cosa es que la empresa genere mayor valor sobre los productos que manufactura. Otra distinta, que eso sea éticamente condenable. Lo primero pertenece al dominio de la ciencia, de lo que es. Lo segundo, al dominio de la ética, de lo que debería ser. Y como lo que debe ser es la especialidad de las religiones, estamos a un paso de la religión.
Sostiene Marx que el final del proceso histórico se producirá cuando desaparezcan las clases sociales. Para eso, primero el proletariado debe imponerse a los dueños del capital, por medio de una revolución, y generar la dictadura del proletariado. Una vez que estén igualadas todas las clases sociales, vendrá el paraíso comunista, se detendrá la Historia, y la sociedad será por fin feliz.
Todo lo cual suena, por supuesto, a religión.

LA FUENTE JUDEOCRISTIANA DEL MARXISMO.
Una somera comparación entre el marxismo y el judeocristianismo deja bien en claro que el primero no es más que una versión del segundo, descafeinada y con un fuerte contenido economicista. O sea, es una especie de cristianismo agnóstico y economicista.
En primer lugar, tanto el judeocristianismo como el marxismo sostienen una visión teleológica de la historia: la historia no se queda quieta ni da vueltas sin sentido, sino que se dirige hacia alguna parte. En segundo lugar, ambos tienen una fuerte base ética de condena contra los ricos y bendición para los pobres (en teoría, al menos). En tercer lugar, ambos sostienen la llegada de una violenta revolución final, llámese Juicio Final o dictadura del proletariado, como fase previa antes del advenimiento de un Paraíso Terrenal que representa el final de la historia. En cuarto lugar, aunque no existe Dios en el pensamiento marxista, es sintomático que aparece una fuerza natural de poder incontrarrestable, la "necesidad histórica", que al igual que Dios, es todopoderosa y dirige a las personas hacia sus fines, lo quieran o no.
¿Cómo llegó esta semilla de judeocristianismo hasta el marxismo? Como ya señalamos, Marx era de familia judía, y eso puede ser una influencia. Sin embargo, también Marx tomó muchos conceptos y nociones de la filosofía de su antecesor Hegel, quien antes de ser filosófo... estudió Teología. Todo se conecta. A su vez, Hegel fue filósofo de la primera generación posterior a la Revolución Francesa. Es decir, Hegel tuvo que afrontar el reto filosófico de crear toda una nueva escuela de pensamiento que pueda reemplazar al cristianismo, bruscamente desacreditado después de los eventos de 1789.

LA SUERTE POSTERIOR DEL MARXISMO.
La verdad es que de no ser por la casualidad, el marxismo hubiera quedado en el cajón de sastre de las filosofías curiosas del siglo XIX. En la época de Marx, existía un agudo problema social de concentración de la riqueza en un puñado de industriales, a costa de extensos sectores de obreros. El socialismo no lo inventó Marx, sino algunos pensadores anteriores a quienes Marx llamó "utópicos" para desprestigiarlos. Tampoco el "socialismo científico" de Marx fue el último, porque vinieron otras escuelas de pensamiento de carácter socialista, incluyendo la llamada "Doctrina Social de la Iglesia" o el "socialismo fabiano" a la inglesa. Las Internacionales de obreros tomaron forma bajo el pensamiento de Marx, pero pronto se separó en una Internacional Socialista y una Anarquista. Incluso el nombre de "comunismo" nada tiene que ver con Marx o con la comunidad de bienes que debería predicar el comunismo, sino con la Comuna de París, una violenta sublevación popular que se produjo en dicha ciudad el año 1871, como respuesta a la desastrosa guerra de Francia contra Alemania (esta Comuna, dicho sea de paso, fue violentamente aplastada después de una cortísima vida).
Pero el marxismo tomó cuerpo en el Imperio Ruso, siendo adoptado por los bolcheviques bajo el nombre de comunismo. A diferencia de Occidente, en donde los ideales de la Revolución Francesa impulsaban a la democracia, en Rusia existía una fuerte vena autoritaria, y esto favoreció los planes comunistas. Así, el comunismo se hizo del poder, liquidó al Imperio Ruso, creó en su lugar a la Unión Soviética (1917), y después trató de difundir el comunismo como un dogma a lo largo y ancho del globo.
Porque eso era, en definitiva, el comunismo: un dogma de fe. Dogma de fe basado en la creencia de la filosofía de Karl Marx, y el autoconvencimiento de que la Unión Soviética era la dictadura del proletariado. Si hubieran tenido conciencia de que el comunismo era en verdad otra religión, hubieran debido recelar de éste como recelaba Marx de todas las religiones, motejándolas de "opio del pueblo". Sólo así se explica la terquedad de la Unión Soviética en seguir políticas económicas que, según análisis más avanzados, recientes y perspicaces que los de Marx, estaban condenadas al fracaso. El resto es historia. Por ahora al menos.

6 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Amigo, con todo respeto en tu comentario se nota que tienes ciertos conocimientos de lo que es el marxismo, pero creo que no lo entiendes y lo tergiversas.

Ante todo el Sr. Karl Marx era un hombre de ciencia, y aveces es dificil de comprenderla para algunos.

Para empezar el marxismo estudia a la historia como un proceso en constante movimiento y constante evolucio, por ello es erronea tu idea del juicio final. Marx nunca habla del final de la historia, ni tampoco dice que el comunismo es sera el paraiso donde todos viviran felices. no viene tu comparacion al caso. Lo que Marx plantea es que el hombre es capaz de influir en la realidad para transformarla, que el hombre es capaz de decidir el rumbo que quiere y sobre ello trabajar. por eso tambien es erronea de que Marx pasa de lo que es a lo que debe ser, simplemente analiza las leyes del capitalismo y sabiendo como funcionan estas le muestra a los hombres como pueden actuar para transformar a su sociedad.

Tambien es falsa tu idea de que condena a los ricos y bendice a los pobres, eso seria entrar en cuestiones eticas de cada individuo para saber si es bueno o malo, y el juicio dependera del juez. Simplemente la realidad es que existe la lucha de clases, el estudia como existe un clase dueña de medios de produccion explota a otra desposeida de medios de produccion, condenar esas acciones ya depende de cada quien, lo cierto amigo es que no se puade negar que hay explotacion del hombre por el hombre.

Otra idea que tienes equivocada es la de la superestrucra. dices lo siguiente: "La superestructura económica es, en definitiva, la manera en que se organizan los medios de producción. Sucede que los propietarios de los medios de producción siempre intentan abusar de los trabajadores, y de ahí las sucesivas sociedades esclavistas, feudal e industrial moderna" La manera en que se organizan los medios de produccion no es la superestructura sino las relaciones sociales de produccion (no confundas las cosas. las condiciones materiales del entorno determinan las relaciones sociales de produccion independientemente de la voluntad del hombre, luego esto forma lo que se llama la estructura que viene siendo economica, apartir de las relaciones sociales de produccion , se desprenden otras que forman la superestructur, estas son las relaciones religiosas, juridicas, de gobierno, etc. en sisntesis toda la ideologia y las instituciones que garantizan esta ideolgia que obedecen a las condiciones del tipo de propiedad existente.

Tambien otra idea erronea es la de la Necesidad historica. para empezar no se que entiendes por necesidad. Una necesidad no es algo que se tenga que cumplir, por ejemplo una persona puede tener necesidad de tomer agua en un desierto, tanto puede que llegue a encontrar agua como puede y mas probablemente que no y morir por ello.
tu dices lo siguiente: "En cuarto lugar, aunque no existe Dios en el pensamiento marxista, es sintomático que aparece una fuerza natural de poder incontrarrestable, la "necesidad histórica", que al igual que Dios, es todopoderosa y dirige a las personas hacia sus fines, lo quieran o no." comparas a la necesidad historica con dios como si fuese una fuerza sobrenatural, como si tarde o temprano el hombre va llegar al comunismo, esto es totalmente falas, Marx por el contrario recalco el papel del hombre para crear su propia historia a partir de una teoria y una practica inseparables, lo que tu dices es que Marx plantea una teoria y no una practica. y amigo aqui si que estas mal, pues el es uno de los hombres mas congruentes que ha existido, no slo dio la teoria cientifica al proletariado sino que tambien fue una revolucionario en el campo de batalla, fue un activista, no nada mas una persona que habla y habla y no actua.


Pienso amigo con todo respeto y como un consejo que antes de criticar algo primero debes conocerlo bien, te recomiendo que le mas y profundices en el tema y no te dejes llevar por unas cuantas cositas que has leido sobre ello.

Atte Miguel Angel, estudiante de economia

Raúl dijo...

Bueno amigo, me alegro que hayas corregido el articulo de esta pagina ya que como mencionas, esta autor de el articulo estaba equivocado en demasia con la concepción del Marxismo, sin embargo, estoy en contra de la parte en la que hablas de "Dios", ya que Marx por ser una persona con ideologia Materialista,es inevitable la carencia de una ideologia religiosa, y mucho menos, la forma en como la adoracion a estos dioses o sus imagenes, han adquirudo del mismo modo, un Valor de Uso y un Valor de Cambio.
Recuerda además la parte filosofica de las leyes de la dialectica (Causa-Efecto), es decir, todo tiene una causa y por consiguiente un efecto, es decir que no puede existir una "fuerza natural de poder incontrarrestable" y sin origen alguno,entonces aunque vas muy bien en Economia tambien estaria bien echarle una hojeada a la filosofia Marxista...

pedro amaury dijo...

tu texto tiene demasiada carga ideologica dominante , creo que ni siquiera has leido algo del teoria marxista , ademas de que talves te encante a ver niños muriendo de hambre, haber como la sociedad se pudre cada vez mas , asi que si te cres muy bueno dime como solucionarias al mundo capitalista .de hay en fuera creo que eres muy bueno escribiendo irreverencias.saludos

Alex Muñoz Terán dijo...

No te digo amigo, por que no podria ser amigo de una persona tan manipuladora, que juega con las palabras y las teorias utilizandolas como mas le conviene, lee a MARX entiendelo, reflexiona encontraras aciertos y errores, pero para comentar no te obnubiles por tu sesgo burgues,no quedes de ignorante escrbiendo estupideces.

teologo dijo...

El artículo me parecó instructivo y didácico. No entiendo porque los comentarista anteriores estan tan enojados u ofendidos. Esas reacciones son propias de quienes no admiten que se interprete al profeta Marx y en esto actúan como religiosos.Lamento haberlos leído tardiamente, puesto que desde elúltimo hasta ahora, 2014, ya han pasado 5 años. De todos modos lo que me importaba era destacar la claridad expositiva y la buena pluma del articulista.

Marc Extremo Gonzàlez dijo...

Haber, creo que el problema de las religiones vs marxismo(y viceversa), en este contexto, no es en si, la existencia de un dios o no, sino las estructuras de poder que sustentan esta idea, y se aprovechan de esta idea o "ente". Voy a desarollarlo: el ejemplo Jesus.
Quien haya crecido en una cultura cristiana sabe, que hay unos dogmas y despues hay unas eticas, el dogma es la santisima trinidad y la ressureccion, pero en la etica hasta en el antiguo testamento, Dios era, por decir de alguna manera un ser iracundo destructor y envidioso de su creacion, en cierta manera y de tal forma, que por "conocer" nos expulsa del paraiso. Que tipo de criatura es? Es el verdadero dios universal? o por contra una energia malvada que se nos ofrece como unica salvacion?
Desde luego, creo que podemos compararlo a un patron y los judios son sus capatazes( Pueblo elegido por Dios, dicho por ellos mismos) Entonces llega Jesus Para nosotros, el Salvador. Habla del amor y la fraternidad, el colectivismo, el no prejuzgar, y va dios y lo cruicifica!!! y en una especie induce a los creyentes hacia una operacion de marqueting para crear una nueva filial del judaismo. Despues los Sacerdotes cogieron y desecharon documentos evangelicos, que se podrian decirse Revolucionarios, ( la Biblia cristiana fue recopilada unos 4 o 5 siglos despues) y con sus sermones, los sacerdotes, los elegidos de la filial i los unicos representantes del Jefe, manipularon con el miedo Hasta el siguiente cambio.
Llego a la conclusion del temilla. A Jesus se lo cargaron, como el mayor revolucionario, y luego hicieron una marca para mantenerse hasta el siguiente cambio, y generar la siguente filial El anarco-capitalismo religioso, apoyado en la ciencia y el extremismo religioso, uno para apoyarsze en el materialismo que merma la espiritulidad y vacia las almas, y el otro para suplir de alguna forma la necesidad espiritual del hombre de una forma envenenada y virulenta para no llegar a lo que realmente creo que queria decir El Camarada Mesias: que el verdadero dios esta dentro de nosotros, que necessita expandirse y relacionarse con amor hacia y para todas las cosas. ( Quizas dios es la expression oscura de nuestro incosciente colectivo, y que teme nuestra conciencia colectiva elevada desde los individuos, o sea nuestra conexion universal)
Llegando hasta aqui quiero decir que creo que Marx aborrecia, mas que las religiones, la estructura corporativista que tienen estas, y la forma en como su merchandaje influia en su forma de subjugar a la gente, en pro de ese ente y no e nuestro avançe hacia nuestra didvinidad, pero esto es solo una reflexion mia.

Creo fielmente, y con esto acabo, que si Karl Marx viviera hoy, quizas no seria tan beligerante con la idea general de las religiones sino con sus estructuras aun vigentes, y nos advertiria de posible cambios de imagen corporativa : como el caso del Papa Francisco, el cual me gusta pero no acabo de fiarme. Sino mirad el camarada Jesus. Los martires venden camisetas...

PD: el Racionalismo cientifico en esa epoca triunfaba y la inercia del momento era que la iglesia era falsa, y "dios habia muerto", relegando todo tipo de espiritualidad a algo naif e inproductivo. Pero lo que decia Marx no es mas que la vison (a mi entender) racionalista de la etica cristiana (siendo el judio, y no cquiero compararlo con jesus, pero sus ideas eran similares). Incluso mas cercana a los evangelios apocrifos y el cristianismo mas primitivo, que al catolico apostolico romano, Al igual que Lenin estaba mas a favor del soviet( assamblea) que del partido ( que se convirtio en una suerte de corporacion).